UN CARISMA ACUNADO POR ELLA

Hoy recordamos a Mamá Margarita…

 Acertadamente se ha dicho que el carisma salesiano creció en las rodillas de una mujer y fue acunado por la manos de una mujer: Mama Margarita. Aquel  muchacho, Juan, tuvo a su lado una madre que con generosidad, con renuncia a los  latidos de su corazón, con maravillosa complicidad de madre e hijo, hizo todo  lo posible para que ese hijo en quien veía que Dios había puesto su  mirada , no se quedara entre las mieses y los pocos animales que la  familia tenía. Supo con sus manos de educadora modelar y forjar el corazón de Juanito en la bondad y amabilidad. Pero la más hermosa de las tareas de mamá Margarita fue aquella en la que usaba no sólo sus manos, sino su corazón…

Una gran mujer… a la que encomendar nuestra tarea educadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: