JUEVES SANTO

Cuando Jesús lavaba los pies a sus discípulos en un día como hoy hace unos cuantos años, lo que quería no era proponer el Jueves Santo como el Día Mundial del Servicio: día para remangarse y ponerse el traje de faena. Va más allá de eso, es el día en que cobra todo su sentido una manera de vivir y de estar en el mundo: es el día en que Jesús se arrodilla y sienta las bases de una lógica del servicio que nos compromete a una vida entregada. A los pies del Maestro, aprendamos a servir…

Sigue habiendo tantos pies que lavar

sigue habiendo tanta oscuridad que iluminar

tantas cadenas que romper

pan y vino para el pobre quiero ser.

Sigue habiendo tantos pies que lavar

sigue habiendo tanta oscuridad que iluminar

tantas cadenas que romper…

Fortalece, Señor, mi poca fe.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: